sábado, 31 de enero de 2015

Budapest, 1944, en plena Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Adolf Eichman dirige la deportación masiva de judíos húngaros al campo de exterminio de Auschwitz.

Ángel Sanz-Briz (Zaragoza, 1910-Roma, 1980), un diplomático de la embajada española en Budapest, utilizó todos los medios a su alcance para salvar el mayor número de vidas posible. Para ello, emitió miles de visados y pasaportes que garantizaban la inmunidad de sus portadores, que llegaron a burlar en ocasiones a las autoridades alemanas y a sus colaboradores húngaros.

Su actividad cesó cuando, en diciembre de 1944, le ordenaron regresar a España. Había logrado salvar a casi 5.000 judíos. Desde entonces, se le conoce como "El Ángel de Budapest".

@ David Barnave 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario