sábado, 31 de enero de 2015

Lo que de verdad dijo Ratzinger sobre Harry Potter Que si Harry está condenado, que si ha sido absuelto... unas cartas del cardenal Ratzinger de hace unos años salen ahora a la luz en vísperas de la nueva novela del niño mago.

Pablo J. Ginés
Todo empezó cuando una autora alemana de temas religiosos, Gabriele Kuby, escribió el libro Harry Potter - gut oder böse? (Harry Potter: ¿El bien o el mal?), que critica la popular serie de novelas de la británica J.K. Rowling. Envió en febrero de 2003 un ejemplar al entonces cardenal Joseph Ratzinger. El cardenal respondió en una carta personal en marzo: "es bueno que usted nos ilustre sobre el tema de Harry Potter". Kuby pidió permiso para utilizar la cartas de Ratzinger y en mayo el cardenal alemán se lo daba.

TEXTO DE LAS CARTAS (traducido de la versión inglesa en LifeNews.com)

Joseph Cardenal Ratzinger                            
Ciudad del Vaticano
7 de marzo de 2003

Estimada y querida señora Kuby:

Muchas gracias por su amable carta del 20 de febrero y el libro informativo que me envió usted en el mismo correo. Es bueno que usted ilustre a la gente sobre Harry Potter, porque ésas son seducciones sutiles, que actúan sin ser notadas y de esa forma distorsionan profundamente el Cristianismo en el alma antes de que pueda crecer adecuadamente.
Le sugeriría que escriba al padre Peter Fleedwood directamente (Pontificio Consejo para la Cultura, Piazza S. Calisto 16, I00153 Rome) y que le envíe usted su libro.

Sinceros saludos y bendiciones
+ Joseph Cardenal Ratzinger



Joseph Cardenal Ratzinger                            
Ciudad del Vaticano
27 de mayo de 2003

Estimada y querida señora Kuby:

De alguna forma, su carta quedó enterrada en un montón de correos con felicitaciones de santo, cumpleaños y Pascua. Finalmente se ha atendido este apilamiento y puedo gustosamente permitirle a usted referirse a mi juicio sobre Harry Potter.

Sinceros saludos y bendiciones
+ Joseph Cardenal Ratzinger 
 

En ningún caso se trata de una enseñanza como pastor ni como responsable de la Congregación para la Doctrina de la Fe.  Simplemente expresa su opinión de que "es bueno que usted ilustre a la gente sobre Harry Potter, porque ésas son seducciones sutiles, que actúan sin ser notadas y de esa forma distorsionan profundamente el Cristianismo en el alma antes de que pueda crecer adecuadamente."
¿Cuáles son esas seducciones sutiles? Hay varias personalidades que han señalado puntos oscuros en Harry Potter, mientras que otras personas de innegable ortodoxia no ven que el peligro sea tan grande como para desaconsejar el libro, que puede leerse a distintas edades, en familias cristianas o no, con la compañía o no de los padres, etc... La forma de consumo y de discernimiento es distinta según el caso, y tampoco es lo mismo hablar de las películas que de las novelas: los críticos se quejan sobre todo de las novelas y dicen que las películas han sido expurgadas y suavizadas de sus materiales más preocupantes.
Por ejemplo, en diciembre de 2002 el veterano exorcista de Roma, el padre Gabriele Amorth decía a la agencia de noticias italiana ANSA que "detrás de Harry Potter se esconde la firma del rey de las tinieblas, el demonio". Con miles de exorcismos y décadas en este ministerio (es un clásico su libro "Habla un exorcista"), Amorth es un experto en el demonio. Pero ¿es un experto en literatura fantástica juvenil?
Lo que más molesta al exorcista oficial de Roma es que la novela distinga entre magia blanca y magia negra, distinción que suele hacerse en cualquier consultorio de tarot y brujería de nuestras ciudades, cuando de hecho, para la Iglesia, "esta distinción no existe, porque la magia es siempre un recurrir al diablo". Muchos de los críticos con la serie son cristianos que en el pasado llevaron una vida ligada al esoterismo, el New Age o el gnosticismo y dicen que Harry Potter es una introducción a este mundo.
Gabriel Amorth también señalaba que en las novelas de Rowling hay momentos en los que se justifica mentir o cambiar las normas para obtener un beneficio propio. 
Entidades que piensan mal de Harry Potter son LifeNews.com o FamilyLifeCenter.net, que hacen una serie de preguntas a los padres:  ¿Por qué un personaje se llama Madam Vablatsky? ¡Google cambia este nombre por la famosa líder esotérica del s.XIX, Helena Blavatsky, fundadora de la teosofía! ¿Ha visto usted las webs de hechizos para niños que visitan sus hijos? ¿Ha visitado usted TeenWitch.com y leído las preguntas de niños cristianos interesados en hacerse brujos/as? ¿Ha leído los consejos de otros niños que que oculten sus libros de brujería a sus padres? 
 [TeenWitchcom no es una web sobre Harry Potter, sino -según la misma web- "un website para brujos adolescentes serios; si estás en brujería sólo como rebelión adolescente, este no es tu tipo de web". Harry Potter no sale comentado en las listas de hechizos, dioses, doctrina neopagana, etc..., excepto por casos de chavales cuya primera atracción por lo oculto son las maravillosas aventuras del mago]. 
Sin embargo, cuando el cardenal Ratzinger escribía a la autora alemana, ya flotaba en el ambiente una sensación de "indulto": la prensa había publicado a inicios de 2003 que el Vaticano veía inofensivas las novelas de Harry Potter.
En realidad lo que sucedió es que el Cardenal Poupard (Presidente del Pontificio Consejo para la Cultura) y el Arzobispo Fitsgerald (Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso) presentaron a la prensa el documento "Jesucristo Portador del Agua de Vida", que trataba el tema de la new age, el neopaganismo, el papel de Jesús como único salvador, etc... Los periodistas preguntaron a los autores del documento, la doctora Teresa Gonçalves y el padre Peter Fleetwood por diversos temas, y  John Allen, el corresponsal fijo del National Catholic Reporter preguntó por la magia presente en las novelas de Harry Potter. Fleetwood respondió quitando hierro a los temores sobre Harry Potter, y los días siguientes la prensa titulaba cosas como "El Vaticano indulta a Harry Potter".
En cualquier caso: no hay declaraciones oficiales de ningún pastor de la Iglesia, como tal, sobre Harry Potter. Hay unas opiniones personales del exorcista Gabriel Amorth y del entonces Cardenal Ratzinger, que lo ven como sutilmente seductor y capaz de distorsionar el cristianismo en personas no formados; y otras del padre Peter Fleetwood, experto en New Age del Pontificio Consejo para la Cultura, que no lo ve peligroso.
Evidentemente, en una sociedad cada vez más desacralizada, supersticiosa, sedienta de maravilla, en familias que no atienden bien a sus hijos, puede ser una forma de acceder al mundo del esoterismo, pero para la mayoría de las familias no debería ser más peligroso que cualquier otro cuento de género fantástico. Sea  como sea, quien quiera alternativas a Harry Potter, siempre tendrá las nuevas películas de la serie de Crónicas de Narnia, basadas en las novelas de fantasía cristiana de C. S. Lewis.
Mientras tanto, este sábado 16, a medianoche, se pone de venta simultáneamente en todo el mundo Harry Potter y el príncipe mestizo, el sexto tomo de la serie sobre el joven mago. En EEUU hay listas diez millones de copias, la gigante minorista por Internet Amazon.com tiene más de 1,4 millones de órdenes de compra, y las librerías estadounidenses Barnes & Noble dijeron que llegaron al millón de pedidos previos.
Los anteriores libros de la saga suman 275 millones de ejemplares vendidos. La autora, J.K. Rowling es ahora la mujer más rica de Reino Unido, con una fortuna personal estimada en 2004 en 1.000 millones de dólares (unos 821 millones de euros). En Alemania tendrá que competir con los libros de Benedicto XVI, cuyo último trabajo, La sal de la Tierra, había logrado el milagro de destronar las novelas del aprendiz de mago del número uno de las ventas.
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3676

No hay comentarios:

Publicar un comentario